lunes, 18 de noviembre de 2013

¿La música es negocio?



La música no es un buen negocio para la mayoría de los músicos.


Leyendo entre los expertos, platicando con músicos y por los correos electrónicos que recibo me doy cuenta que la música no es negocio para vivir.  Todos piensan que el músico se divierte tocando, cantando, arreglando y produciendo y por qué se le debería pagar por divertirse, por qué pagar por los CD o los cantos.  Los que se dedican a esto deben llegar a tener el favor de Dios y mucho talento para organizar conciertos.  Allí se gana dinero porque el que no paga no entra.   Pero los CD o la música, no ha salido a la venta y ya aparece en Torrent, Youtube y otros medios.  La piratería apaga muchos emprendimientos musicales tanto en el medio cristiano como en el secular. Otros piensan que como la música de alabanza es para el Señor le pertenece a él y no deben pagar al músico.   Pero al mismo Señor dijo que el obrero es digno de su salario.  En mi caso, para no padecer frustración es mejor no esperar nada material de la música sino que sea mi culto de alabanza y adoración a mi Señor que a través de MIDISAYA comparto con otros.  Esta fue la intención original al abrir MIDISAYA. Pero  no deja de venir de vez en cuando el pensamiento de ganar dinero, es un pensameinto que se vence por el Espíritu Santo, llevando el pensamiento cautivo a la obediencia a Jesucristo para no desanimarse y para seguir adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario