viernes, 19 de octubre de 2012

Walter ya puede respirar bien

Ayer por la noche fui para dar una charla a un grupo de hombres que van a servir en un retiro "Encuentro con Dios". La presencia de Dios fue poderosa. Walter López era uno de ellos. Hace unos pocos meses estaba arreglando su camión y algo pesado le cayó en el pecho rompiéndole una costilla. No quedó bien, no podía expandir su pecho totalmente para respirar. Ayer cuando la presencia de Dios era ten sensible, Walter sintió como su pecho se expandía y oyó que algo tronó. Inmediatamente pudo respirar bien y llenar sus pulmones completamente. Dimos gracias a Papito en el nombre de Jesús. Walter forma parte del grupo de discípulos del Señor que servimos. Mañana compartiré de una resurrección que Walter fue testigo y parte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario