sábado, 20 de octubre de 2012

Una bebé recibe vida en el vientre de su madre

Tal como me lo relataron así escribo de un milagro de Jesucristo. Walter Lopez y su esposa Brenda, Jaime Loreto y su esposa Lety forman parte del grupo de discípulos del Señor al que servimos. Estaban acompañando a una pareja de su discipulado que tendrían una cesárea para tener su hijita. Estaban en un hospital privado. Ellos se llaman Geovanni y Paty. Paty escuchó al médico decir "ayúdanos Señor" y pidió a sus líderes que oraran porque algún problema había sin saber qué. Ellos se pusieron a orar por que todo saliera bien con la bebé y su madre. Me enviaron un SMS para que hicieramos lo mismo, lo cual hice y retransmití el mensaje a los otros discipulos. Al día siguiente me dijeron que la niña había nacido y estaban bien. Apenas la niña salío del vientre de Paty lloró, cuando pasaron a la niña a cuidados de los bebés, Walter notó que la niña estaba morada. En ese momento no sabían ellos lo que había pasado y fue hasta que Paty tuvo que ir al IGSS (Instituto Guatemalteco de Seguridad Social) con la papelería para que tomaron nota de su alumbramiento para que le pagaran sus prestaciones que se enteraron, porque la cesárea se dio en el hospital privado. Eso fue semanas después. La doctora que atendió a Paty no creía que esa fuera su hija, porque antes de nacer los exámenes (ultrasonido, me imagino, no se exactamente que exámenes) indicaban que el corazón de la bebé no latía, que estaba muerta antes de nacer. Al final se convenció que si era la niña. El Señor le dio vida a la niña antes de nacer. Agradecimos a nuestro Jesucristo por esta misericordia y bondad con Paty y Giovanni para evitarles el dolor y darles el gozo de su hijita sana y linda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario