sábado, 13 de noviembre de 2010

Hasta luego Beatriz de Rubio

Ayer pasó a la presencia del Señor Beatriz de Rubio mi amada hermana en Cristo que con su esposo Juan Carlos Rubio trabajamos en el Señor en la célula y discipulado que liderabamos juntamente con mi esposa María Marta. Fueron varios años de trabajar y compartir. Beatriz fue ejemplar como esposa, madre, obrera del Señor. Con ellos el Señor nos permitió ver su gloria como nunca antes en Encuentros, la célula y el discipulado. Ahora Beatriz está en la amorosa y gloriosa presencia de nuestro Jesucristo. Se que el consuelo y la fortaleza del Señor abundarán para Juan Carlos, Jose, Anita y Dulce. Doy gracias por Beatriz, hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario